Distribución de Euphorbia strigosa Hook and Arn planta nativa de México con potecial ornamental

E. F. Valdez-Hernández1; F. Flores-Vilchez2*; M. E. Pedraza-Santos3; M. T. Colinas-León4; L. G. Ramírez-Guerrero5; L. Martínez-Cárdenas2; R. F. García-Díaz6

1. Universidad Autónoma de Nayarit, Posgrado en Ciencias Biológico Agropecuarias. México., Universidad Autónoma de Nayarit, Universidad Autónoma de Nayarit, Posgrado en Ciencias Biológico Agropecuarias, Mexico , 2. Universidad Autónoma de Nayarit. Secretaría de Investigación y Posgrado. México., Universidad Autónoma de Nayarit, Universidad Autónoma de Nayarit, Secretaría de Investigación y Posgrado, Mexico , 3. Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. México., Universidad Michoacana de San Nicolás Hidalgo, Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Mexico , 4. Universidad Autónoma Chapingo, Departamento de Fitotecnia, México., Universidad Autónoma Chapingo, Universidad Autónoma Chapingo, Departamento de Fitotecnia, Mexico , 5. Unidad Académica de Agricultura. Universidad Autónoma de Nayarit. México., Universidad Autónoma de Nayarit, Unidad Académica de Agricultura, Universidad Autónoma de Nayarit, Mexico , 6. Unidad Académica de Ingeniería Agroecológica. UNIMINUTO. Colombia., Corporación Universitaria Minuto de Dios, Unidad Académica de Ingeniería Agroecológica, UNIMINUTO, Colombia

Correspondence: *. Autor correspondiente: Fernando, Flores -Vilchez, Universidad Autónoma de Nayarit, Secretaría de Investigación y Posgrado, Direccion de Fortalecimiento de Investigacion. Ciudad de la Cultura Amado Nervo S/N, Col. Centro. C.P. 63000, Phone: +52(311) 122 7776; 211 8800 ext. 8996. E-mail: E-mail:


Resumen:

Se determinó el área de distribución histórica y actual de la pascuilla (Euphorbia strigosa), una planta nativa de México con potencial ornamental que se consideraba endémica de Nayarit. Hasta el momento, la información sobre su estado de conservación o cultivo es escasa y ha sido publicada en documentos de difícil acceso. En el presente estudio, se generó una base de datos con 239 registros bibliográficos y de herbario. También se crearon 232 nuevas coordenadas de la localización in situ en el estado de Nayarit, México. La información anterior se analizó en el sistema de información geográfica, ArcGis10. Al no encontrar registros verídicos de ocurrencia en otro país, se corroboró el origen mexicano de la especie. La distribución de la especie se localizó en la zona occidente y noroeste del país, donde confluyen la Sierra Madre Occidental, la Sierra del Sur y el Eje Neovolcánico. La vegetación característica es la selva seca y el bosque de coníferas/encinos. Los climas predominantes fueron el cálido sub-húmedo y el templado sub-húmedo. Aun cuando los estados con mayor ocurrencia son Jalisco y Nayarit, se desmiente el endemismo en Nayarit, debido a que, fue localizada según los registros de herbario en otros ocho estados del país; sin embargo, podría considerarse como una zona con gran abundancia. En el estado de Nayarit se encontraron especímenes silvestres en los municipios de Tepic, Xalisco y San Pedro Lagunillas.

Received: 2016 November 30; Accepted: 2017 June 16

revbiocien. 2017 ; 5(7)
doi: 10.15741/revbio.05.2018.02

Keywords: Palabras clave: Germoplasma, Localización, Recursos fitogenéticos, Flor de pascuilla.

Introducción

En el contexto actual de sustentabilidad es prioritario conocer la distribución de las especies, ya que es la base para establecer la situación actual del hábitat, demografía poblacional y las especies relacionadas y con ello diseñar programas de conservación (Vázquez, 2011). El conocimiento de las características del medio en el que se desarrollan las especies de interés antropológico es, de gran valor en la conservación y el fitomejoramiento. Con esta información se pueden realizar trabajos de autoecología y definir los ambientes agronómicos propicios para estudios de caracterización, evaluación, incremento y regeneración de materiales vegetales. Además, el conocimiento del sitio donde se reporta una especie frecuentemente, permite al investigador establecer comunicación directa con las comunidades en contacto con ella; de esta forma se amplía el conocimiento relativo a la utilización, biología o fenología de la especie en estudio y enriquece los criterios en su mejoramiento genético (Santiaguillo et al., 2010).

En el estado de Nayarit, México, existen reportes de poblaciones naturales de Euphorbia strigosa Hook and Arn (flor de pascuilla) que podría considerarse una versión enana de la Euphorbia pulcherrima o “nochebuena” (Mostul y Cházaro, 1996). Esta especie posee potencial ornamental, debido a que presenta brácteas de color rojo o carmesí, cuenta con un porte menor a los 35 cm y tiene raíces tuberosas. El porte bajo es una característica que por décadas los mejoradores de la nochebuena han buscado, ya que de manera silvestre la nochebuena puede llegar a medir más de tres metros de altura (Taylor et al., 2011). Para obtener ejemplares comerciales con portes pequeños se debe emplear una serie de estrategias agronómicas que aumentan el costo de producción como lo son el enraizado de estacas, el pinchado, la aplicación de reguladores de crecimiento, entre otras (Pérez-López et al., 2005; Cabrera et al., 2006; Alia-Tejacal et al., 2011). Las características de la pascuilla pueden favorecer la siembra directa, la eliminación de fitoreguladores, así como disminuir los costos de producción e inclusive ambientales. El color carmesí, podría aportar características que amplíen aún más la gama de colores presentes en la nochebuena comercial (Flordenochebuena, 2015). Mayfield (1997) identifica a la E. strigosa como nativa de Nayarit y del occidente de Jalisco, México; que se distribuye, aunque no muy abundantemente, en las laderas occidentales de la Sierra Madre Occidental en vegetación de bosque seco tropical, pero aún se desconoce su estatus ecológico.

Por otro lado, los avances tecnológicos para realizar estudios de georreferenciación, ayudan a determinar con mucha precisión los sitios en los que se ubican o podrían ubicarse (estudios de prospección o distribución potencial) los taxa vegetales de interés. El conocimiento de los sitios en los que las especies vegetales de interés antropocéntrico crecen de manera natural o en cultivo, permite al investigador identificar detalladamente las características del medio geográfico, físico y biológico en los que se presentan y han evolucionado los recursos fitogenéticos (Santiaguillo et al., 2010). En el presente estudio se consideró que una revisión de la información de bases de datos de herbarios sobre E. strigosa, permitirá identificar la distribución histórica general de la especie. También fue considerada la búsqueda de material silvestre en Nayarit, donde se han reportado poblaciones, puede ser útil para identificar las condiciones de altitud, temperatura, cobertura y uso de suelo en que se desarrolla. Para ello, se determinó el área de distribución histórica y actual de E. strigosa en el estado de Nayarit, mediante un sistema de información geográfica.

Materiales y Métodos

Información bibliográfica

El área de distribución histórica de E. strigosa, se estimó mediante revisiones documentales como lo son los trabajos de Dressler (1961) y Mayfield (1997) con Euphorbias, también se revisaron las bases de datos de los herbarios en línea (Royal Botanical Gardens, Red Mundial de Información sobre la Diversidad, Missouri Botanical Garden, Global Biodiversity Information Facility, Field Museum of Natural History Botany). Además, se contó con la información de la base de datos “Red nochebuena”, actualizada hasta el año 2013, del Sistema Nacional de Recursos Fitogenéticos (no disponible en línea), creada a partir de consultas en físico de: Hortorio del Colegio de Postgraduados, Chapingo, México; Herbario de la Universidad Autónoma de Guadalajara (Carlos L. Díaz Luna., Herbario del Instituto de Botánica-Jalisco, Instituto de Botánica. Zapopan, Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades, Facultad de Geografía, Departamento de Botánica y Zoología); Herbario de la Universidad Autónoma de Sinaloa (Escuela Superior de Agricultura); Herbario de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (Plantas Mexicanas colectadas por Ladislao Paray); Herbario de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas, Instituto Politécnico Nacional-México, D. F, CIIDIR Durango; Herbario Nacional de México (MEXU) y Herbarium of the University of Michigan.

La información se registró creando una base de datos en el programa Excel con lo siguiente: nombre científico, nombre común, longitud (grados-minutos-segundos), latitud (grados-minutos-segundos), altitud, fecha (mes-año), municipio y estado. Una vez capturada la información, se realizó la depuración de los datos de localización, unificación, georreferenciación y validación geográfica general con ayuda del software Arc View Versión 10.0, CONABIO (2008). Con el fin de encontrar inconsistencias, repeticiones o falta de datos, se ejecutó una normalización, que permite reducir el volumen de los datos y eliminar la información redundante, siguiendo el procedimiento descrito por Escobar et al., (2014).

Recorridos de reconocimiento

Para constatar la indagación bibliográfica obtenida se realizaron visitas a predios de Nayarit, México (Tepetiltic, Amatlán de Cañas, Santa María del Oro, Presa el Cajón, San Blas, Mesa del Nayar, El Venado, Chilté, Potrero de la Palmita, Tuxpan, Cofradía, Costilla, Compostela, San Cayetano, Pantanal, Xalisco, San Juan, y Cuarenteño), señalados en la literatura anteriormente detallada o recomendaciones de investigadores que recordaban su presencia en recorridos por las zonas. Los recorridos se realizaron de enero a agosto de 2014. El indicador morfológico para distinguir la existencia de plantas de esta especie fue la presencia de brácteas pigmentadas. Los lugares identificados con esta flora se referenciaron con apoyo de un equipo Garmin Etrex 10®, ajustado al sistema de coordenadas geográficas mundial WGS84 con proyección Universal Transversal de Mercator (UTM) zona 13 norte, debido a que este tipo de coordenadas se representa en metros, y el equipo facilita para calcular y operar.

Análisis de datos

Inicialmente se elaboraron dos tablas de trabajo, la primera con las coordenadas geográficas de la revisión, las cuales fueron transformadas a UTM, con el programa de utilidades de asturnatura (http://www.asturnatura.com). La segunda tabla fue el resultado de la captura de datos de reconocimiento in situ en Nayarit. Una vez capturadas y transformadas ambas coordenadas se guardaron en una sola tabla como un archivo tipo csv, (texto separado por comas), para poder ingresar la tabla al programa Arc Gis 10® (Puerta-Tuesta et al., 2011). Una vez ingresada al programa, se desarrolló un mapa en formato shapefile, mismo que se utilizó para sobreposicionar sobre el mapa digital de la República Mexicana, para identificar su distribución en los estados; después sobre el mapa de los municipios de Nayarit y después en la carta de topografía y cobertura con uso de suelo (serie IV), para identificar la distribución con base en las características de altitud, además, de la cobertura y uso de suelo; las cartas fueron proporcionadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Las variables climatológicas para identificar cuales influyen en la distribución se obtuvieron con el programa Diva-gis® versión 7.5, concatenando el mapa creado en formato shapefile con las coordenadas derivadas de las revisiones y localización de la especie, con las 20 variables bioclimáticas relacionadas con la altura, temperatura y precipitación definidas en la base de datos de información bioclimática Wordclim, con una resolución de 2.5 minutos. Dicho programa está diseñado para comprobar automáticamente la exactitud de los datos de coordenadas, y también puede proveer estimaciones del clima en localidades donde se colectó el germoplasma (Hijmans et al., 2005). Además, la información se compone de 20 variables, mientras que las estaciones locales ofrecen un número menor de variables y se encuentran a más de 5 km de distancia entre ellas.

Con los resultados de las 20 variables obtenidas del programa, se realizaron análisis estadísticos básicos. Para identificar las de mayor influencia en la distribución de la especie en el país, se realizó un análisis de contribución de variables con el test de Jackknife con el software MAXENT® (Maxent, 2016).

Resultados y Discusión

De los 239 datos iniciales solamente 121 referencias históricas fueron útiles, debido a que, entre las referencias eliminadas por la depuración se encontraron repetidas, por motivo de que, varios herbarios en línea hacen referencia a herbarios visitados o citas bibliográficas que señalan al mismo ejemplar. De las 121 referencias útiles, estas se realizaron por 68 colectores en forma individual o en colaboración.

La base de datos del Royal Botanic Gardens Kew (Kew, 2014) reporta los sinónimos taxonómicos (heterotípicos) de Poinsettia pedunculata Klotzsch and Garcke en 1856, Euphorbia asperifolia Engelm. ex Boiss en 1862 y Euphorbia pedunculata Klotzsch ex Jabl en 1974. El sinónimo nomenclatural (homotípico) de Poinsettia strigosa Hook and Arn señalado por Arthur (1911) y el nombre utilizado actualmente de Euphorbia strigosa Hook and Arn, que correspondiente a Hooker, William Jackson y Georgee Arnott Walke. La nomenclatura binomial para esta especie se deriva de Euphorbia ya que en 1753 Carlos Linneo asignó el nombre a todo el género (Marrero et al., 2000) y “strigosa” proviene del epíteto latino que significa “con cerdas” (CONABIO, 2016). Los cambios o evolución en el nombre científico de una especie son normal en la mayoría de las ocasiones debido al proceso de avance del conocimiento que se tiene de las plantas (Trejo-Torres, 2012). Se identificaron los nombres comunes de “flor de pascuilla” que señalan Mostul y Cházaro (1996), y “pata de gallo” en lenguaje coloquial de un poblador de Nayarit.

De las 239 citas recabadas, 238 sitúan a E. strigosa en México, solo una de “Global Biodiversity Información Facility” la identifica en Jamaica; sin embargo, al examinar el ejemplar disponible en forma digital en Royal Botanic Gardens, Kew, se observó un error en la edición, debido a que la cita “ROYALKEW 4” corresponde a una copia de un ejemplar perteneciente al estado de Veracruz, México, identificada en Zacuapan, lo que también es un error ya que dicho lugar no existe. En todo caso podría referirse a Zacualpan, municipio ubicado en la región de la Huasteca Baja a una altura de 670 msnm. Al no encontrar información verídica sobre la incidencia en otro país se puede corroborar que la especie es endémica de México. Esto es posible explicarlo por lo reportado en el análisis de patrones de endemismo y disyunción de géneros de Euphorbiaceae por Martínez y Morrone (2005), quienes señalan que el alto grado de endemismo genérico regional, que presenta la familia (61.3 %), se explica una especiación activa y dispersión escasa a otras regiones, después de los principales eventos variantes.

Los reportes se identificaron de los años 1838 a 2012; históricamente el 33 % no presento referencia de mes de colecta, los meses con mayor incidencia son marzo (17 %) y enero (14 %), mientras que en el reconocimiento in situ fueron mayo (65 %) y abril (22 %), como se puede apreciar en la Figura 1.


[Figure ID: f1] Figura 1.

Meses en los que se reporta la presencia de especímenes silvestres pigmentados de Euphorbia strigosa.


Encontrar E. strigosa pigmentada en meses diferentes a octubre-enero, en el que se encuentra pigmentada la tradicional “nochebuena” (Galindo-García et al., 2012) podría ser un atributo ornamental para su comercialización o para mejorar la nochebuena con información genética de E. strigosa y, de esta forma, el mercado de estas especies contaría con material pigmentado casi todo el año. Otra ventaja es que debido a la larga duración del colorido de la planta podrían ser seleccionadas para decorar jardines como sucede con el geranio y las rosas, con ventas todo el año; mientras que la nochebuena tiene mercado solo en época decembrina y una vez pasada la pigmentación de sus brácteas, esta planta es desechada en muchas ocasiones.

La ausencia de plantas de E. strigosa pigmentadas en algunos periodos o zonas donde se citó con antelación su presencia, podría deberse a que esta especie podría requerir condiciones climáticas especiales para su diferenciación floral (pigmentación), similares a las que necesita la nochebuena, tales como un periodo ininterrumpido de oscuridad de aproximadamente 12 horas con 20 minutos (Ecke et al., 2004), una temperatura óptima de 16 a 22 °C y preferiblemente temperaturas nocturnas de 28 °C (Canul et al., 2012). Se desconoce si los factores climáticos presentes durante el año anterior a la búsqueda, no fueron los adecuados para su diferenciación; por lo tanto, es necesario llevar a cabo más viajes exploratorios en fechas diferentes a los meses mencionados, para corroborar esta inferencia o simplemente se puede deber a la poca exploración botánica en dichos meses, a la influencia antropogénica como lo fue en lugares donde existían cultivos de caña (que se impide el acceso a los terrenos por más de un año), de aguacate (técnicas de eliminación de malezas constantes) e incendios forestales.

Como se puede apreciar en la Figura 2, E. strigosa se distribuye principalmente en la zona occidente y noroeste del país, en esta zona confluyen la Sierra Madre Occidental, la Sierra del Sur y el Eje Neovolcánico Transversal. La mayor concentración de ejemplares de la especie se encontró entre los estados de Jalisco (28.9 %) y Nayarit (47 %). Aunque se han desarrollado clasificaciones edafoclimáticas, biogeográficas y panbiogeográficas para tratar de explicar las tendencias de adaptación de las especies en México, E. strigosa, no se apega a ninguna de las clasificaciones sugeridas por Morrone et al., (2002), Morrone (2004) o Morrone (2005), ya que de las 14 provincias propuestas para México por los autores: California, Baja California, Sonora, Altiplano Mexicano, Tamaulipas, Península de Yucatán, Sierra Madre Occidental, Sierra Madre Oriental, Eje Volcánico Transmexicano, Cuenca del Balsas, Sierra Madre del Sur, Costa Pacífica Mexicana, Golfo de México y Chiapas, que a su vez, se agrupan en tres principales componentes bióticos (la región Neártica, la región Neotropical y la Zona de Transición Mexicana), E. strigosa no se localiza en una de las provincias. Con los puntos georreferenciados se observó la mayor distribución en las provincias de Sonora, Sierra Madre Occidental y Eje Volcánico Transversal, además de un ejemplar en la provincia del Altiplano Mexicano y otro en la del Golfo de México; por lo que su adaptación no se puede explicar con las clasificaciones sugeridas por Morrone (2004) o Morrone (2005).


[Figure ID: f2] Figura 2.

Distribución de Euphorbia strigosa en la República Mexicana en función a referencias históricas.


Dressler (1961) y Mayfield (1997) consideran a la especie como endémica de Jalisco y Nayarit, pero la incidencia en los estados de San Luis Potosí, Veracruz, Zacatecas, Sonora, Chihuahua, Colima, Durango y Sinaloa amplía su rango de distribución y puede refutar la teoría de que es endémica de dichos estados. Sin embargo, debido a sus características heterogéneas de distribución geográfica en el país, se puede considerar como se mencionó, endémica de México y originaria de la zona; al igual como fue reportado para la “nochebuena”, que, si bien se ha encontrado en Nayarit, Jalisco, Sinaloa, Michoacán, San Luis Potosí, Tlaxcala, Morelos, Puebla, Chiapas, Oaxaca, Estado de México, Distrito Federal y Veracruz, es considerada originaria del estado de Guerrero (Trejo et al., 2012 y Canul et al., 2013).

Con los datos históricos y de reconocimiento para Nayarit se observó que: el 0.3 % de los sitios se ubicaron en el municipio de Amatlán de Cañas, 0.7 % en San Pedro Lagunillas, Ahuacatlán y Del Nayar, el 6 % en Santa María del Oro, el 44 % en Xalisco y el 49 % en Tepic. De las 19 localidades citadas anteriormente que fueron visitadas, solo en 9 se confirmó la presencia de E. strigosa, esto en los municipios de Tepic, Xalisco y San Pedro Lagunillas, lo que se podría deber a 4 factores: 1) La falta de precisión de los datos históricos para encontrar el lugar específico de la colecta referencial (posiblemente a que la mayoría de las citas son anteriores al año 2000, ya que no se contaba con sistemas de precisión de las coordenadas geográficas, o no se redactó con precisión el punto de colecta); 2) Porque al extraer el ejemplar completo para herbario no se dejó ninguno en la zona; 3) Por la realización de obras de infraestructura vial como ocurrió en el poblado de Tepetiltic y San Juan, donde en un recorrido previo se apreciaron varios ejemplares a pie de camino y meses después se pavimentó la vía lo cual los eliminó; y 4) Ejemplo indicado por Canul et al., (2013) con nochebuena, al realizar colectas de traspatio y arribar a sitios recomendados el año anterior a la visita, no se observaron especímenes debido a su eliminación asociada a la demanda de espacio para vivienda.

El mayor número de ejemplares de E. strigosa se localizaron en los municipios de Xalisco y Tepic, municipios colindantes que además comparten el cerro de San Juan, en el cual coinciden algunas características altitudinales, cobertura-uso de suelo y normas de conservación. La especie se localizó generalmente en orillas de camino o áreas perturbadas (orillas de superficies agrícolas) con cultivos de aguacate, mango o caña de azúcar.

Con base en la sobreposición del mapa shapefile creado con las coordenadas sobre la carta de cobertura y uso de suelo del INEGI, el 50 % de los especímenes identificados en Nayarit se ubicaron en zona de bosques (mesófilo de montaña, pino-encino, pino, encino-pino y encino); el 46 % en zonas dedicadas al cultivo o urbanizadas, y en menor grado en selva media sub-perennifolia y sub-caducifolia o palmar, con solo 1 % cada una y del 2 % restante no se reporta información. Lo que resalta de estos sitios es que tienen cada vez mayor presión antropogénica (apertura de caminos, zonas habitacionales e incendios forestales) similar a lo que observaron Rodríguez-Acosta et al., (2009), en un trabajo con Jatropha. En algunos casos la presión ha generado pérdidas de E. strigosa y las que sobreviven se han adaptado dando lugar a una selección; característica deseable en el mejoramiento genético de las especies vegetales. Por otro lado, Mayfield (1997) reportó que E. strigosa se distribuye en partes bajas con bosque de pino-encino, lo que coincide con lo encontrado, pero también indica que se localiza en las partes altas de bosque seco tropical, clasificación de vegetación que no fue identificada en esta zona georreferenciada para Nayarit según el mapa del INEGI utilizado; Rzedowski (2006) señala la existencia de esta vegetación en Nayarit, Jalisco y Colima sin precisar con exactitud si pudiera coincidir con las zonas donde se podría localizar la especie, ya que como él mismo señala, la escala de los mapas ha impedido que se representen un gran número de pequeños manchones de diversas comunidades vegetales, cuya situación y extensión se conoce con más o menos exactitud y esto obliga a menudo a recurrir a generalizaciones que pueden dar la impresión de ser demasiado burdas.

Las características de la cobertura-uso de suelo donde se localiza la especie pueden ser indicadores de las condiciones para su cultivo en temperaturas y tipo de sustrato; ya que en varios sitios de reconocimiento, el tipo de suelo correspondió a los Andosoles, con depósitos de piedra pómez o también conocido como “jal” (Vivanco et al, 2010), este tipo de material es utilizado como sustrato para cultivo de plantas en maceta ya que permite la aireación y retención de agua (Bastida, 2002 y Navarro et al., 2014).

El análisis de contribución de variables de Worldclim con el test de Jackknife (Cuadro 1), señaló a las variables bio15 (estacionalidad de la precipitación o coeficiente de variación), bio18 (precipitación del cuarto más cálido), bio13 (precipitación del mes más húmedo) y altitud como las principales contribuciones, pero con la permutación se da menos valor a bio13 y mayores a bio17 (precipitación del cuarto más seco) y bio19 (precipitación del cuarto más frío), la mayoría de ellas relacionadas con la precipitación; dichos valores pueden ser interpretados como un índice relativo de idoneidad ambiental, donde los valores más altos representan una predicción de mejores condiciones de desarrollo para la especie de forma silvestre (Phillips et al., 2006).

Tabla 1.

Análisis de contribución con variables bioclimáticas de Worldclim, para Euphorbia strigosa en función de referencias históricas y reconocimiento en México.


Bioclimatic variables (Wordclim) Percent Contribution (%) Importance (permutation)
Altitude Digital elevation model 8.7 9.7
bio01 Annual Mean Temperature 1.2 0
bio02 Mean Diurnal Range (Mean of monthly (max temp - min temp)) 2.8 0.7
bio03 Isothermality (BIO2/BIO7) (* 100) 0 0
bio04 Temperature Seasonality (standard deviation *100) 0.1 0.1
bio05 Max Temperature of Warmest Month 0.6 0.3
bio06 Min Temperature of Coldest Month 3.8 7.4
bio07 Temperature Annual Range (BIO5-BIO6) 0.9 0.7
bio08 Mean Temperature of Wettest Quarter 0 0
bio09 Mean Temperature of Driest Quarter 0 0
bio10 Mean Temperature of Warmest Quarter 3.6 0.4
bio11 Mean Temperature of Coldest Quarter 0.1 0.2
bio12 Annual Precipitation 0.8 1.5
bio13 Precipitation of Wettest Month 10.1 0.5
bio14 Precipitation of Driest Month 0.5 0
bio15 Precipitation Seasonality (Coefficient of Variation) 37.5 17.7
bio16 Precipitation of Wettest Quarter 0 1.3
bio17 Precipitation of Driest Quarter 0.9 21.6
bio18 Precipitation of Warmest Quarter 25.3 26.9
bio19 Precipitation of Coldest Quarter 3.1 10.9

En el estado de Nayarit, a partir de las referencias históricas, la máxima altitud reportada para E. strigosa fue de 2103 m y la mínima de 195 m, y en el reconocimiento 1746 m y 476 m respectivamente; los más altos porcentajes de especímenes georreferenciados se encontraron a altitudes de entre los 800-1000 m (17 %), 1001-1200 m (27 %) y 1201-1400 m (30 %). También se observó un porcentaje bajo entre los 1401-1600 m (4 %), y un aumento entre 1601-1800 m (14 %), lo que podría deberse a que las poblaciones localizadas en esa área son menores y por ello no se obtuvieron tantos ejemplares como en las anteriores (Figura 3). Cabe resaltar que los porcentajes bajos en altitudes menores a los 400 m y por encima de los 1800 m, probablemente se debieron a errores de georreferenciación, pero de ser verídicos esos registros, en esas altitudes podrían ampliar el rango de adaptación de E. strigosa a otras condiciones climatológicas, ya que la altitud es un factor que ejerce una gran influencia sobre todos los componentes del clima, en particular sobre la temperatura, la cual puede variar aproximadamente 0.6 °C por cada 100 m de desnivel, aunque depende en parte de la exposición a los vientos predominantes.


[Figure ID: f3] Figura 3.

Distribución en Nayarit de Euphorbia strigosa, en función de referencias históricas y de reconocimiento: A) Sobre la capa de elevación (topografía). B) sobre la capa cobertura y uso de suelo (mapas de Nayarit, INEGI, serie IV).


La precipitación para los puntos georreferenciados en Nayarit fue mínima en abril con 3 mm, en marzo con 5 mm y febrero con 10 mm. La temperatura promedio máxima se presentó en el mes de mayo con 30 °C, en junio con 29 °C, y en julio y agosto con 28 °C; la temperatura mínima se registró en enero, febrero y marzo con 9 °C y en diciembre con 10 °C. El 94 % de los especímenes se localizaron en zonas con una precipitación promedio anual de entre 81 y 120 mm; al ser una especie que forma raíz tuberosa, muy posiblemente en esta época, se obtengan las reservas de humedad para sobrevivir en condiciones de sequía. El rango de temperaturas se encontró entre 27 y 29 °C como máxima, y entre 13 y 14 °C como mínima.

Al analizar la información se detectó que el mayor número de ejemplares identificados de la especie se ubican en los meses que presentan estiaje [noviembre (19 mm) a mayo (11 mm)] con temperatura bajas (diciembre (10 °C mínima) a mayo (13 °C mínima)], y disminuye su presencia en las lluvias [junio (172 mm) - octubre (75 mm)] con temperaturas altas (junio (17 °C mínima) - octubre (15 °C mínimo)], lo que nuevamente sugiere que la planta requiere de un periodo de temperaturas bajas (de 16 a 11 °C) para su diferenciación floral. De igual manera, esta observación semeja a la respuesta del análisis para todo el país con las variables bioclimáticas, donde se observó mayor valor a las variables relacionadas con precipitación (Tabla 1).

El identificar un número mayor de plantas en un área pudo sesgar los datos, ya que para este estudio no se discriminó la distancia entre especímenes, por lo que varias plantas pudieron provenir de una gran población, mientras que otros especímenes pudieron provenir de poblaciones con escasos o únicos ejemplares. Según Canul et al., (2013), la alta proporción de lugares de colecta con una sola planta permite inferir que el germoplasma está en extinción, mientras que lugares con un mayor tamaño de población es importante su conservación, ya que son la fuente de genes para la solución de los problemas, especialmente causados por el cambio climático. Por lo cual estos resultados son la base para colectas de conservación y mejoramiento genético de E. strigosa en Nayarit; específicamente en los municipios de Xalisco y Tepic, donde se ubican poblaciones de mayor número de ejemplares.

La distribución de E. strigosa se localizó en la zona occidente y noroeste del país, donde confluyen la Sierra Madre Occidental, la Sierra del Sur y el Eje Neovolcánico. La vegetación característica es la selva seca y el bosque de coníferas/encinos (Figura 3). Los climas predominantes fueron el cálido sub-húmedo y el templado sub-húmedo.

Aun cuando los estados con mayor ocurrencia son Jalisco y Nayarit, se desmiente el endemismo en Nayarit debido a que fue localizada según los registros de herbario en otros ocho estados del país; sin embargo, podría considerarse como una zona con gran abundancia. En Nayarit se encontraron especímenes silvestres en los municipios de Tepic, Xalisco y San Pedro Lagunillas, entre las altitudes de 800 a 1400 m (Figura 3), además se identificó la influencia climática, principalmente con variables relacionadas con precipitación, entre los meses de junio a septiembre y periodo de sequía de noviembre a mayo; así como temperaturas máximas promedio de 27-19 °C y mínimas de 13-14 °C, que podrían ser las que determinan la presencia de la especie en los lugares analizados. La información obtenida en el presente trabajo es básica para identificar zonas de colecta de E. strigosa, ya que se puede colectar un mayor número de genotipos e identificar características útiles para aplicar en técnicas de conservación y mejoramiento genético, tal como se realiza con ornamentales (Canul et al., 2013) y en hortalizas (Santiaguillo et al., 2010).

Conclusión

La distribución de la especie se localizó en la zona occidente y noroeste del país, donde confluyen la Sierra Madre Occidental, la Sierra del Sur y el Eje Neovolcánico. La vegetación característica es la selva seca y el bosque de coníferas/encinos. Los climas predominantes fueron el cálido sub-húmedo y el templado sub-húmedo. Aun cuando los estados con mayor ocurrencia son Jalisco y Nayarit, se desmiente el endemismo en Nayarit debido a que fue localizada según los registros de herbario en otros ocho estados del país; sin embargo, podría considerarse como una zona con gran abundancia. En Nayarit se encontraron especímenes silvestres en los municipios de Tepic, Xalisco y San Pedro Lagunillas.


fn1Como citar este artículo: Valdez-Hernández, E. F., Flores-Vilchez, F., Pedraza-Santos, M. E., Colinas-León, M. T., Ramírez-Guerrero, L. G., Martínez-Cárdenas, L., García-Díaz, R. F. (2018). Distribution of Euphorbia strigosa Hook and Arn a México native plant with ornamental potential. Revista Bio Ciencias 5(2018), 16 pages, Article ID: 05.2018.02. http://revistabiociencias.uan.mx/index.php/BIOCIENCIAS/article/view/303/pdf6

Agradecimientos

El autor principal agradece al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología por la beca (3539574) para estudios doctorales.

Referencias
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
25.
26.
27.
28.
29.
30.
31.
32.
33.
34.
35.
36.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Revista Bio Ciencias, Año 10, vol. 6,  Enero 2019. Sistema de Publicación Continua editada por la Universidad Autónoma de Nayarit. Ciudad de la Cultura “Amado Nervo”,  Col. Centro,  C.P.: 63000, Tepic, Nayarit, México. Teléfono: (01) 311 211 8800, ext. 8922. E-mail: revistabiociencias@gmail.com, revistabiociencias@yahoo.com.mx, http://revistabiociencias.uan.mx. Editor responsable: Dr. Manuel Iván Girón Pérez. No. de Reserva de derechos al uso exclusivo 04-2010-101509412600-203, ISSN 2007-3380, ambos otorgados por el Instituto Nacional de Derechos de Autor. Responsable de la última actualización de este número Lic. Brenda Isela Romero Mosqueda y Lic. Elvira Orlanda Yañez Armenta. Secretaria de Investigación y Posgrado, edificio Centro Multidisciplinario de Investigación Científica (CEMIC) 03 de la Universidad Autónoma de Nayarit. La opinión expresada en los artículos firmados es responsabilidad del autor. Se autoriza la reproducción total o parcial de los contenidos e imágenes, siempre y cuando se cite la fuente y no sea con fines de lucro.

Licencia Creative Commons
Revista Bio Ciencias por Universidad Autónoma de Nayarit se encuentra bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional

Fecha de última actualización 02 de Octubre de 2019

 

licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional